Trucos para agrandar zapatillas una talla en casa

¿Te has comprado unas zapatillas que te encantan pero te quedan un poco justas? ¡No te preocupes! En este artículo te enseñaremos tres trucos sencillos para agrandar tus zapatillas en casa y que te queden perfectas. Olvídate de tener que cambiarlas o devolverlas, ¡con estos consejos podrás hacer que tus zapatillas te queden cómodas y a la moda!

Primero, necesitarás un par de calcetines gruesos y unos secadores de pelo. Ponte los calcetines y luego las zapatillas que quieres agrandar. Enfoca el secador en las partes de las zapatillas que te aprietan y caliéntalas durante unos 30 segundos. Haz movimientos circulares con los pies para que la zapatilla se adapte a tu forma. Haz lo mismo con la otra zapatilla. Deja que se enfríen con los calcetines puestos y ¡listo!

Segundo, prueba con una bolsa de agua. Llena una bolsa de agua hasta la mitad y colócala dentro de la zapatilla. Asegúrate de que la bolsa esté bien colocada en la parte que quieres agrandar. Mete las zapatillas con las bolsas de agua en el congelador hasta que el agua se congele. Saca las zapatillas y espera a que el hielo se derrita. Una vez que las zapatillas estén secas, ¡pruébatelas y sorpréndete con el resultado!

Por último, otra opción es utilizar un estirador de zapatos. Es un dispositivo que se coloca dentro de la zapatilla y se va estirando gradualmente para agrandarla. Puedes conseguirlo en tiendas especializadas en calzado o en línea. Es una opción más costosa que las anteriores, pero es muy efectiva y puede ser útil si necesitas agrandar varias zapatillas.

Ya lo sabes, si tienes unas zapatillas que te gustan pero te aprietan un poco, ¡prueba estos trucos! Con un poco de paciencia y estos consejos, podrás tener unas zapatillas cómodas y a tu medida sin tener que gastar más dinero. ¡Atrévete a probarlo!

Índice
  1. Zapatillas ajustadas: cómo estirarlas
  2. Zapatilla ajustada? Aprende agrandarla fácilmente
    1. 1. Congelar las zapatillas
    2. 2. Calentar las zapatillas
    3. 3. Usar alcohol

Zapatillas ajustadas: cómo estirarlas

Si te has comprado unas zapatillas que te encantan pero te aprietan demasiado, no te preocupes, ¡tenemos la solución! Aquí te dejamos algunos trucos para agrandar tus zapatillas una talla en casa:

  1. Bolsa de agua y congelador: Llena una bolsa de plástico con agua y colócala dentro de la zapatilla. Asegúrate de que la bolsa cubra toda la zona que quieres estirar. Después, mete la zapatilla con la bolsa de agua en el congelador y espera hasta que el agua se convierta en hielo. El hielo hará que la zapatilla se estire un poco.
  2. Secador de pelo y calcetines: Ponte un par de calcetines gruesos y mete tus pies en las zapatillas. Calienta las zonas que te aprietan con el secador de pelo durante unos minutos. El calor hará que la zapatilla se expanda.
  3. Prensa: Si tienes una prensa, este truco es muy efectivo. Coloca la zapatilla dentro de la prensa y aprieta poco a poco hasta que la zapatilla se estire lo suficiente.

Recuerda que estos trucos pueden funcionar en algunos casos, pero no en todos. Si tus zapatillas son de un material muy duro o antiguo, es posible que no consigas estirarlas lo suficiente. En ese caso, lo mejor es llevarlas a un zapatero profesional para que las ajuste a tus pies.

Así que ya sabes, si tienes unas zapatillas que te aprietan demasiado, prueba alguno de estos trucos y ¡disfruta de tus zapatillas favoritas sin molestias!

Zapatilla ajustada? Aprende agrandarla fácilmente

Si te has comprado unas zapatillas que te encantan pero te quedan un poco ajustadas, no te preocupes, porque aquí te enseñaremos algunos trucos para agrandarlas en casa de manera sencilla. ¡No tendrás que renunciar a tus zapatillas favoritas!

1. Congelar las zapatillas

Este truco es muy fácil de hacer. Solo necesitas llenar dos bolsas de plástico con agua y meterlas en las zapatillas. Después, introduce las zapatillas en una bolsa de congelador y déjalas en el congelador durante toda la noche. El agua se expandirá al congelarse y agrandará las zapatillas. Al sacarlas del congelador, deja que las bolsas de agua se descongelen antes de sacarlas.

2. Calentar las zapatillas

Otra forma de agrandar tus zapatillas es calentándolas con un secador de pelo. Ponte las zapatillas con unos calcetines gruesos y caliéntalas con el secador. Una vez que estén calientes, camina con ellas durante unos minutos para que se adapten a tu pie.

3. Usar alcohol

Este truco es un poco más complicado, pero también es eficaz. Mezcla partes iguales de alcohol y agua en un pulverizador y rocía el interior de tus zapatillas. Luego, ponte las zapatillas con unos calcetines y camina con ellas durante unos minutos para que se adapten a tu pie.

Recuerda que estos trucos no funcionan en todas las zapatillas, así que pruébalos con precaución y siempre en pequeñas cantidades. Si tienes dudas, es mejor llevar tus zapatillas a un zapatero para que te las agrande de manera profesional. ¡Y listo! Ya no tendrás que preocuparte por unas zapatillas ajustadas.
Espero que estos trucos caseros para darle un poco más de espacio a tus zapatillas te hayan venido de perlas. Si tienes algún otro método infalible, no te cortes y compártelo en los comentarios. ¡Gracias por seguirnos, zapateros improvisados!

  Cómo aliviar las agujetas en solo 5 minutos

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Trucos para agrandar zapatillas una talla en casa puedes visitar la categoría Belleza y Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir